Soluciones al estrés en las oposiciones públicas

Por Lucía Molina, Periodista y colaboradora en revistas de investigación. Publicado el 26-08-2019.  

El proceso de opositar es una carrera de larga distancia, en donde cada vuelta exige lo máximo de cada opositor antes de llegar a la línea de meta y aprobar el ansiado examen. Como se debe competir contra otros y se da la sensación de que es un todo o nada para no perder todo el esfuerzo acumulado durante un año, es normal que, a ti, como opositor, te entre una sensación de no poder hacer frente a todo y estés estresado.

Para ponerle remedio a ello vamos a descifrar los mejores remedios para combatir el estrés y que puedas ir con la cabeza despejada al examen.

Qué necesitas saber del estrés

No se trata de una enfermedad, y no tiene su origen en la sociedad actual. En realidad, es una respuesta de nuestro cuerpo ante una situación de peligro, bombeando varias hormonas, entre ellas la adrenalina para poder huir de dicha amenaza.

¿Qué ocurre? Que en el caso de estar estudiando limita las capacidades ya que el cerebro deduce que hay un peligro y no podemos estar distraídos memorizando. Para enseñar a tu cerebro que no debe ponerse en alerta vamos a indicar una serie de consejos:

Ser conscientes de ello

En ocasiones pensamos que no es nada, que solamente es cansancio o quizá ni pensemos en ello debido al trabajo y estudios, pero si no se toma un descanso de vez en cuando, las consecuencias podrían ser peores.

Es muy fácil de identificar, ya que suelen aparecer migrañas, nerviosismo, fatiga repentina…la mejor pauta para este caso es desconectar por un rato y hacer algo no relacionado con la oposición y que sea relajante.

Planificación

De nada sirve estudiar 8 horas al día si no seguimos un plan, además de que nos parecerá que avanzamos, dando un buen empuje a la hora de terminar los temas más áridos.

Intenta descansar como poco 10 minutos cada 2 horas estirando las piernas e hidratándote correctamente. Incluye horas para divertirte en tu planning, son indispensables pues te ayudan a desconectar.

Meditación

Hablamos antes del nerviosismo, pues bien, con la meditación se controla todo eso y además se consigue enfocarse en la tarea después de una sesión.

Apóyate en tu círculo social

Con tantas horas encerrado, necesitarás que la gente de tu entorno comprenda por qué te pasas 8 horas al día encerrado en tu habitación, o por qué te agobia toma run café un fin de semana.

Dicho esto, no los dejes de lado e intenta siempre tener hueco para conectar con la gente, te servirá de distracción.

Busca buenos materiales

Tanto si vas por libre como si es por academia, es imprescindible que te preparen para todo tipo de situaciones y te ofrezcan diferentes exámenes de convocatorias anteriores. En Titulae.es sin ir más lejos te da todo eso y más, con temarios adaptados a cada oposición para que puedas centrarte solo en estudiar, sin perder tiempo en condensar toda la información.

Recuerda por qué lo haces

En el proceso de opositar te pasará por la cabeza varias veces el dejarlo. Esa es nuestra parte animal, que quiere el mínimo esfuerzo y ve esto como demasiado trabajo. Por eso debes recordar tus objetivos y por qué quieres alcanzarlos, si mantienes tus metas presentes en tu mente, recuperarás la motivación.



Fecha de actualización: 03-04-2020. Cómo citar: Molina, Lucía (26-08-2019). "Soluciones al estrés en las oposiciones públicas". En: Onpsico.com. Disponible en: https://www.onpsico.com/estres-en-oposiciones-publicas/
Lucía MolinaLucía Molina

Grado de periodismo en la Universidad de Castilla - La Mancha, generación 2007. Apasionada de la cultura y promotora de una educación libre.