Las debilidades del ser humano: ejemplos

Las debilidades del ser humano son aquellos aspectos que hacen que una persona tienda a fallar o a no destacar. Las debilidades de una persona no tienen por qué ser las mismas que las de otra, pero sí existen una serie de debilidades comunes en las que es fácil que una persona pueda sentirse identificada en algunas ocasiones. ¿Cuáles son las debilidades más comunes del ser humano?

1

El egoísmo

El egoísmo

El egoísmo es una de las debilidades más comunes en las personas: la tendencia a convertirnos en personas que solo piensan en sí mismas. Este tipo de debilidad, hace que antepongamos siempre nuestros propios intereses a los del resto.

Esta situación, provoca que las personas del entorno sientan desconfianza y rechazo.

2

La apatía

La apatía

Las personas apáticas, son aquellas que no tienen motivación ni energía para llevar a cabo las tareas diarias e incluso para embarcarse en nuevos proyectos. Suelen ser personas tendentes a la negatividad.

La apatía provoca que una persona se estanque y no evolucione, lo cual repercute en su autoestima.

3

La cobardía

La cobardía

Las personas que tienen como una de sus principales debilidades la cobardía, son aquellas que no se atreven a enfrentarse a situaciones que requieren un cierto grado de responsabilidad. No son capaces de asumir riesgos y tienden a ser conformistas.

Una persona cobarde no se enfrenta a los problemas y por tanto sufre de un alto grado de estrés cuando se siente acorralado por ciertas situaciones a las que debe enfrentarse en un momento de su vida. Este tipo de personas deben aprender a aumentar la confianza y seguridad.

4

La antipatía

La antipatía

Las personas cuya principal debilidad es la antipatía, son personas con pocas habilidades sociales que suelen crear rechazo en su entorno.

La antipatía puede generar muchos problemas a aquellas personas que necesitan relacionarse en un ambiente laboral e incluso a la hora de establecer relaciones sociales.

5

La falta de concentración

La falta de concentración

Otra de las debilidades más problemáticas para muchas personas es la falta de concentración. Cuando una persona es tendente a dispersarse y no mantener la concentración, tiende a no rendir de forma adecuada en el ámbito laboral o académico, por ejemplo.

Las responsabilidades del día a día obligan a que cada vez necesitemos desarrollar más nuestra concentración para poder alcanzar resultados en menos tiempo.

6

La desconfianza

La desconfianza

Las personas desconfiadas muestran claras dificultades a la hora de establecer relaciones con otras personas o enfrentarse a nuevas metas.

Además, las personas que muestran una actitud de desconfianza, suelen ser más reservadas y temerosas ya que continuamente tienen el miedo de que pueden ser heridas por lo que continuamente necesitan protegerse de cualquier situación que les pueda causar miedo.

7

La impaciencia

La impaciencia

La impaciencia es una debilidad que caracteriza a muchas personas y es que la necesidad de tener una inmediatez en todo, provoca que queramos conseguirlo todo en el momento con la consecuente frustración que se produce cuando eso no sucede.

Otro de los problemas que presenta la impaciencia es que, ante determinadas situaciones que requieren un poco de tiempo para que puedan realizarse, no hay tolerancia por parte de la persona que sufre de esta debilidad, por lo que, el hecho de apresurar las cosas puede provocar resultados negativos.

8

La irresponsabilidad

La irresponsabilidad

Una persona irresponsable puede tener muchas dificultades en su vida en diferentes ámbitos. La falta de interés por comprometerse con una determinada labor, por ejemplo en el trabajo o a nivel académico, la falta de empatía en las relaciones sociales… hace que las personas que le rodean tengan cierta desconfianza y desinterés, convirtiéndose en una persona que causa negatividad.

9

La falta de creatividad

La falta de creatividad

Hay personas que, por naturaleza, son más creativas que otras, sin embargo es un área que siempre hay que potenciar de forma constante para no perder la habilidad de crear e inventar nuevos retos, formas de hacer las cosas, trabajos y motivaciones personales.

La creatividad, permite a las personas avanzar hacia nuevos objetivos, y esto crea una actitud muy positiva de cara a la sociedad, pues las personas creativas suelen ser muy exitosas. Una persona que carece de creatividad, será más propensa a dejar guiar por otros.



Las debilidades pueden ir evolucionando con el paso del tiempo y no siempre son permanentes. Es buena idea trabajar en aquellas que pueden dificultar nuestra vida diaria para mejorar en todos los ámbitos de la vida.

Sabías qué...

La estación que más deprime es el invierno, se cree que es por la menor exposición a la luz solar, ya que esto produce en el cerebro una disminución de la serotonina.

¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…